/Con la venia manual de oratoria para abogados pdf

Con la venia manual de oratoria para abogados pdf

Congreso de Tucumán, por Francisco Fortuny. El Congreso de Tucumán fue una con la venia manual de oratoria para abogados pdf soberana cuya convocatoria se estableció en el Estatuto de 1815 que al mismo tiempo se desempeñó como tribunal, poder legislativo y constituyente.

En el bienio 1814-1815, una serie de acontecimientos externos e internos produjeron una crisis política en las Provincias Unidas del Río de la Plata. En el plano europeo, Fernando VII volvió al trono en 1814 no como “el deseado” sino como un monarca absolutista que tenía la firme intención de castigar a los diputados que habían sancionado la Constitución de Cádiz en 1812 y enviar expediciones militares a América para recuperar sus dominios. En el plano interno, la crisis de 1815 comenzó el 13 abril cuando las tropas al mando de Ignacio Álvarez Thomas se sublevaron en Fontezuelas. Esto determinó, en Buenos Aires, la caída del gobierno “tiránico” o “con cetro de hierro” del director Alvear.

En segundo lugar, por la permanencia de la concepción organicista borbónica en la que Buenos Aires, como la cabeza del ex Virreinato, fue aceptada legalmente para que actuara en nombre del conjunto de las provincias. Sin embargo, las provincias del Interior, que fueron afectadas por las campañas del ejército al Alto Perú, comenzaron a relacionarse cada vez más entre si para realizar censos, reclutar soldados, dotarlos de equipos, controlar la seguridad interior, recibir donativos, reclamar empréstitos e impuestos, etc. A esto se sumó las victorias de Salta y Tucumán, que se cristalizaron en un “fervor patriótico” que reforzaron las convicciones autonómicas de las provincias del noroeste, lugar desde donde partían las expediciones militares. Tras la derrota de Sipe-Sipe, a fines de noviembre de 1815, a ese espacio se agregó Mendoza. Es lo mismo unión, que dependencia? La crisis del año 1815, equivalente al “segundo acto” de los sucesos políticos iniciados en 1810 fue subestimada por los historiadores dedicados al periodo 1808-1821. 1810, limitó el interés por esta crisis al análisis del Congreso de Tucumán y la declaración de la Independencia.

Redactada cronológicamente por sus gobernantes; durando un mes cada uno en ese cargo. Con una fastuosidad propia de la época virreinal, augusto y sagrado objeto de la independencia de los pueblos que lo forman. Y no “de la Nación”. Por otro lado, en cartas posteriores le pidió a Guido su opinión sobre este punto. El Congreso envió una diputación ante el general invasor, entre Ríos y Corrientes. Memorial de la Patria, la ampliación de la representación mediante el voto directo de ciudad y campaña recién se materializó luego de 1820. Libro de votos salvos de los diputados del Congreso en sesiones secretas.

El 16 de abril de 1815, Córdoba dio el primer paso al declarar su independencia de Buenos Aires. Lo hizo influenciado por el movimiento de Artigas. El Cabildo de Salta también puso esa condición exigiendo además un plazo de cinco meses para ejecutarla y pidió a las otras ciudades que hicieran lo mismo. En mayo de 1815, el cabildo de Tucumán comunicó a Díaz y a San Martín que estaba en conversaciones con Rondeau y que existían ideas y sentimientos comunes entre los pueblos de Tucumán y Cuyo. La crisis creó así una incipiente transversalidad política entre las provincias que ven en la reunión de un congreso, propuesta hecha por el gobernador Díaz el 17 de abril y un mes después por Buenos Aires, como la única forma de poner freno a la dominación de la capital. Otro factor que influyó sobre la convocatoria fue el temor a una posible intervención militar de Buenos Aires en el interior, similar a la de 1810. De este rumor se hizo eco Güemes en una comunicación con Álvarez Thomas.

Simultáneamente, el cabildo de Buenos Aires reaccionó rápidamente para recuperar su capacidad rectora ante la crisis del poder político después de Fontezuelas. Primero quitó su apoyo a Alvear y luego, ya como Cabildo Gobernador, asumió el mando interino para cubrir la acefalía provocada por su caída. Apelando al argumento de la falta de tiempo para hacer consultas con el Interior, se eligieron doce electores en Buenos Aires que nombraron a José Rondeau como “Director de Estado”. Sabiendo en el fondo que este no quería abandonar el mando del ejército auxiliar, se nombró como “Director Suplente” a Álvarez Thomas. Estatuto Provisional que se crearía ad-hoc. Estos electores, conjuntamente con el cabildo, también eligieron a las cinco personas que formarían la llamada Junta de Observación que el 5 de mayo de 1815 promulgó el Estatuto Provisional para la dirección y administración del Estado.

En primer lugar, extendió el voto a los habitantes de la campaña como contraprestación política a las obligaciones militares que se hacían sobre esos pobladores. En segundo lugar, el Estatuto organizó las elecciones de manera muy detallada con el doble propósito de modernizar al Estado y al mismo tiempo controlar el proceso del voto proporcional. En tercer lugar, extendió el sistema electoral a la elección de las autoridades provinciales: v. La invitación del 17 de mayo de 1815 enviada a los cabildos del interior intentó crear un nuevo pacto con las ciudades mediante el reconocimiento de Rondeau como Director y la jura al nuevo Estatuto Provisional. Las ciudades del interior coincidieron en que la racionalidad política del momento exigía “controlar la fortuna” es decir, el azar y el desorden con que la capital había gobernado la entropía política desde 1810.

Estamos sentados sobre un volcán cuya boca principal se halla en ese pueblo Córdoba no teme nada de Buenos Aires, pero lo teme todo del partido que existe allí. Tampoco teme al jefe que ha elegido, pero tampoco puede prestarse a una confianza ciega que comprometa sus derechos . Las elecciones de los diputados que debían concurrir al congreso comenzaron en la segunda mitad del año 1815. Se extendió el voto a los habitantes de la campaña. Esta modificación eliminó las críticas que durante años se hicieron a la dicotomía ciudad-campaña en materia de elecciones. Además, la necesidad de la guerra, en la que todos eran llamados a ofrecer su vida, requirió que todos los hombres libres participen del cuerpo político. Congreso General, se arreglará de modo que por cada quince mil almas, se nombre uno.